Cumbre sobre el cambio climático

Publicado en por Diego Orlando

4197392814_572ec74b31.jpg
TeleSUR _ Hace: 03 horas
La Cumbre sobre el cambio climático que se realiza en Copenhague, Dinamarca, continúa este sábado sin consenso, un día después del tiempo previsto para su cierre, y con un debate sobre la aceptación o no del texto no vinculante impuesto por un grupo de países encabezados por Estados Unidos.

Un documento promovido por los países industrializados y más poderosos del planeta fue presentado a los delegados de más de 190 países durante la que sería la última sesión del encuentro sobre el cambio climático.

Venezuela, Cuba, Bolivia y Tuvalu, fueron los primeros en mostrar rechazo debido a su insuficiencia para luchar contra el cambio climático y la exclusión de la mayoría de países participantes en la Cumbre.

"No nos parece correcto que intentemos, con el argumento de la buena fe, imponer aquí un documento logrado por medios no democráticos que se nos presentó pocos minutos antes de proponernos su adopción", afirmó el delegado de Bolivia.

El acuerdo que se pretende imponer en la plenaria es una declaración política, sin la legalidad de un tratado internacional que fue creada en la noche del viernes al término de maratónicas negociaciones entre a penas 30 mandatarios, encabezados por el presidente estadounidense Barack Obama,  y secundado por mandatarios de la Unión Europea, y cuatro grandes potencias emergentes: China, India, Brasil y Sudáfrica.

La delegada de Venezuela en la Cumbre, Claudia Salermo, afirmó que la forma en que se había gestado el acuerdo era "un golpe de Estado a la Carta de Naciones Unidas" y criticó, además, que todo ocurrió "bajo la propia mirada del secretario general de la ONU".

El gobierno de La Habana, en tanto, consideró como "insuficiente e inadmisible el texto del documento apócrifo", debido a que la meta de reducción de 2 grados es "poco y tendría consecuencias incalculables y un grave impacto en especies de la biodiversidad", explicó el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez.

El documento presentado recoge un número mínimo de cuestiones de forma vaga, tal como el reconocimiento de la necesidad de limitar el aumento de la temperatura media del planeta a 2º C respecto a su nivel preindustrial; mientras que uno de los aspectos más cruciales, como es la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a mediano plazo (2020) será decidida en enero. Los objetivos a largo plazo (2050) no son siquiera mencionados.

El texto de tan solo dos páginas refleja también el compromiso de Estados Unidos de otorgar sólo tres mil 600 millones de dólares a los países más vulnerables de aquí a 2012 para ayudarlos a adaptarse a los impactos del cambio climático y la necesidad de movilizar fondos por aproximadamente 100 mil millones de dólares anuales en 2020.

Pese al reiterado rechazo de algunos países en la plenaria, entre ellos varios integrantes de la Unión Europea, que señalaban el acuerdo como insuficiente, muchas naciones aceptaron el documento como medio de avanzar en la negociación para sacar al proceso del estancamiento en que se encuentra desde hace días.

"Un paso adelante es mucho mejor que dos pasos atrás", afirmó el representante de Noruega.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, declaró en rueda de prensa que "tal vez no sea todo lo que esperábamos, pero esta decisión de la conferencia de las partes es una etapa esencial".

En el Bella Center de Copenhague, Dinamarca, aún se está desarrollando el debate para lograr un consenso, luego de un receso a primeras horas de este sábado.

Etiquetado en noticias

Comentar este post