El país de los desmemoriados y los invisibles

4270850522_914ec1be27.jpg
Colombia se convirtió en el país de los sin memoria, donde abundan los invisibles o os invisibilizados, personas que en su miseria le siguen produciendo ganancia al señor de traje limpio y la dama de hermoso cabello, aquella que paga sus lipo con el dinero que se junta de las mugrientas manos de los invisibles, quienes acuden en forma religiosa a su consumo diario, el humo se esfuma, eso no importa en sus vidas hace rato se esfumo toda esperanza, el club esta abierto para recibir a cuento nuevo socio quiera caer en el laberinto del humo, a nadie se le critica, todos se hacen igual de invisibles, todos aportan en silencio para pagar el plasma o darle un mantenimiento a la fachada del lujoso almacén. La  memoria ha sido desterrada, sumidos en la dualidad de esto o aquello, es fácil ser manipulado, lo bueno esta en el poder, quienes están con el poder reciben la bendición de los gobernantes, pero los que no están con ellos y se atreven a la critica reciben la condena del anonimato, la fosa común  que se encuentra abierta para recibir a todo el que quiera ingresar en el elegante club de los falsos, falsos amigos, falsas expectativas, falsos positivos.  La muestra mas patética de esta sociedad esta en las marchas por el dinero que organizan los amigos del dinero fácil que creyeron en DMG, frente a la desnutrida marcha en apoyo de los familiares de las personas que asesina el criminal gobierno para justificar su política de"seguridad democrática". Eso demuestra lo patológico de esta sociedad, eso explica el triunfo del PIN o partido para militar.